7 tips para comenzar en el gimnasio sin morir en el intento
Entrenamiento y Ejercicios 27 sep, 2022 Comentarios: 0 Visto: 6
7 tips para comenzar en el gimnasio sin morir en el intento

El gimnasio es uno de los lugares más amados, temidos y odiados del mundo. No importa a cuál lote pertenezcas, el gimnasio, imparcialmente, es excelente para calmar la ansiedad, mejorar tu calidad de sueño, combatir el estrés, fortalecer tus músculos y huesos, así como ayudar a mejorar tu figura y aumentar tu autoestima. Gracias a todos sus beneficios, no es sorpresivo que hayas planeado ir una, dos o tres veces. Comenzar en el gimnasio es una de las cosas que las personas apuntan en su lista de propósitos de año nuevo o en septiembre de cara a la vuelta al deporte, pero no todos llegan a cumplirlo.

Existen muchas razones por las cuáles las personas abandonan el gimnasio, por ejemplo, por falta de objetivos, no tener la suficiente motivación, o no poseer una rutina adecuada para ellos. Sé que entrar en una sala llena de máquinas y personas desconocidas puede causarte muchos nervios si eres principiante y darte unas tremendas ganas de salir corriendo. En este blog te contaré 7 tips para empezar en el gimnasio (y mantenerte asistiendo).

7 tips para empezar en el gym

1. Encuentra tu motivación y mantenla en tu mente

Lo primero que tienes que hacer, es preguntarte, ¿por qué quieres asistir al gimnasio? La respuesta es fundamental para encontrar tu motivación. Seamos objetivos, si no estás motivado, no asistirás al gimnasio. Tu motivación para comenzar en el gimnasio puede ser perder peso, ganar fuerza, tonificar los músculos, sentirte mejor contigo mismo, aumentar la flexibilidad o, en general, llevar una vida más saludable.

2. Plantéate objetivos realistas

Sí bien es importante tener tus metas y planes definidos, es importante plantearse objetivos realistas a largo y corto plazo para evitar la frustración y desmotivación. No es realista perder diez kilos en un mes, al menos, no de forma saludable. Y eso no es lo que buscamos aquí. Es preferible establecer metas pequeñas, pero que puedas cumplir, pero que te llenen de orgullo y satisfacción. Mientras más metas pequeñas cumplas, más rápido estarás preparado para las más grandes y, en cuánto menos te des cuenta, ya habrás perdido esos diez kilos (o lo que desees lograr).

3. Elige el gimnasio adecuado

Parece algo irrelevante, pero escoger el gimnasio adecuado es fundamental. No solo debes buscar instalaciones que te resulten atractivas y cómodas, tanto físicamente como monetariamente, porque también es importante, sino que su ubicación permitirá que rompas con algunas excusas y puedas ir con más frecuencia. Si se encuentra muy lejos de tu casa o trabajo, es mucho más fácil que pierdas la motivación y comiences a posponerlo.

4. Prepara tu equipo un día antes

Una vez que encuentres tu motivación y eliges el gimnasio, es importante contar con el equipo necesario para asistir al gym. No hay nada más básico que ropa y zapatillas deportivas. En la tienda de Atmósfera Sport tenemos las marcas deportivas más reconocidas del mercado, que incluyen todo lo que necesitas para comenzar con el pie derecho en el gimnasio. Desde camisetas, pantalones y mallas, hasta zapatillas cómodas y transpirables.

Luego que decidas qué accesorios llevarás a tu primer día, es importante que siempre tengas la bolsa de deporte lista un día anterior. Levantarte y ya tener todo organizado te ayudará a lidiar con la pereza y evitar la excusa “mañana empiezo”, que se irá alargando, pero no llegará nunca el día.

5. Busca la ayuda de un entrenador

Una de las mejores decisiones que puedes tomar al comenzar en el gimnasio, es conseguir un entrenador. No importa si eres hombre o mujer, un entrenador te ayudará a crear la rutina de ejercicios perfecta, que vaya acorde con tu cuerpo y tus objetivos. Recuerda que hacer mal los ejercicios, y no contar con nadie que te corrija en el momento justo, puede ocasionar lesiones y trabajar partes que no te interesan ejercitar.

Aprovecha el entrenador y resuelve todas tus dudas. Es la guía perfecta para pasar por los ejercicios y ayudarte a lograr tus objetivos con más rapidez.

6. Conoce tus límites para evitar lesiones

Sé que cuando te apuntas al gimnasio es porque quieres ver resultados, y, la mayoría de las veces, los quieres ver inmediatamente. Sin embargo, lamento decirte que eso no funciona así. No serán visibles los primeros días o semanas, pero cada cuerpo es un mundo, por lo que los tiempos son diferentes para cada persona. En este proceso, la constancia es fundamental para ver los resultados.

Un error que puedes cometer como primerizo, es dar más de lo que puedes, con la esperanza de adelantar los resultados. ¡Ni se te ocurra! No puedes forzar a tu cuerpo a soportar cosas para las que no está preparado. No te desanimes si al comienzo no puedes seguir el ritmo, la constancia te ayudará a cada vez ser más fuerte y ganar memoria muscular.

7. Anota todos tus avances (no importa si son pequeños)

La motivación es importante para empezar en el gimnasio, pero si no anotas los progresos que has logrado, podrás perderla rápidamente. Te recomiendo apuntar todos tus avances para que te hagas consciente de lo que estás logrando. Los logros pueden ser pequeños o grandes, lo importante es reconocer los avances que estás realizando. Ya sea si perdiste algunos kilos, si aumentó tu resistencia o si tus músculos están más marcados.

¿Cómo mejorar tus resultados en el gimnasio?

Sé que comenzar en el gimnasio puede ser una tarea complicada, pero una vez que das el primer paso, solo necesitas algunos consejos para principiantes para mejorar tus resultados.

Come saludable: La comida es tan importante como la actividad física. Consume más vegetales y elimina, o disminuye, los alimentos procesados, así como altos en azúcar, en grasa y también la comida chatarra.

Hidrátate con frecuencia: El agua es tu mejor amiga. Gracias a una buena hidratación, evitarás cansarte más rápido, los calambres y, también, podrás mantener en control tu presión arterial. El agua te nutre y te ayuda, mientras que las bebidas energizantes pueden ocasionar problemas en tu organismo, como trastornos del sueño, ansiedad y problemas cardiovasculares.

Descansa lo necesario: No solo es importante entrenar y mantener la rutina, sino que los descansos también son fundamentales para mantenerte saludable y mejorar los resultados. Tomate un tiempo entre sesiones, repeticiones, clases y rutinas.

Confía en ti mismo: No permitas que factores externos puedan afectar la confianza que tienes en ti mismo y en tu proceso. Puedes ir lento o más rápido, solo tú conoces tus limitaciones y fortalezas. Confía en ti mismo y en tu proceso. Si no te sientes cómodo en el lugar en dónde entrenas, búscate uno nuevo, pero no permitas que terceros te desmotiven. 

Comentarios
Deja tu comentario
left